martes, 13 de febrero de 2018

El virgo del príncipe elfo, de Liz Wyler.

Hoy en día podemos encontrarnos muchos clichés en el género erótico. También seguramente en el género fantástico. Sin embargo, parece que a consecuencia de novelas como Cincuenta sombras de Grey, hemos elaborado en nuestro imaginario un tipo de literatura erótica muy encasillado en el rol machista dentro de una historia romántica. Es por ello, que al encontrarme con una novela erótica de argumento fantástico, la lectora que llevo dentro siente muchísima curiosidad. Nada de ricachones perturbados ni escenas románticas en hoteles de lujo con alto contenido sexual. Desde luego, el sexo entre elfos y otras razas se me antojaba más interesante.


¿Por qué decidí leer El virgo del príncipe elfo? Como lectora no asidua a la literatura erótica, e incluso romántica, pero sí fantástica, me pareció una gran oportunidad de abordar el género con una mezcla rara y diferente. Y la verdad es que este libro guarda varias sorpresas.

¿Cómo es la lectura de El virgo del príncipe elfo? Ante todo es equilibrada. Quizás este dato os puede parecer de poca utilidad, pero debo señalar que la historia tiene tan solo 102 páginas y muchas pretensiones. Quiere ganarse el género erótico y fantástico por igual con una historia compleja y en tan corta extensión, podría haber fallado, pero no lo hace.

Por un lado, hay un objetivo fijo desde el principio que da sentido a las escenas sexuales. Algunos libros tienen un argumento tan pobre que este parece una mera excusa para el folleteo de sus personajes. Sin embargo, Liz Wyler crea una historia coherente y además, nos sorprende desde el minuto cero presentándonos una sociedad hembrista donde las mujeres tienen la supremacía y los hombres están por debajo de estas. Con dicha estructura social, nos hace asistir a un torneo en el cual, las hembras de distintas razas competirán para ganarse el virgo del príncipe elfo y por ende, convertirse en reina. 

Como veis, llegados a este punto el lector tiene que cambiar radicalmente de pensamiento, pues es extraño concebir que las mujeres serán quienes compitan por desvirgar a un hombre. Las historias de príncipes y princesas que nos han contado son distintas. Para mí es el primer punto fuerte de la novela. Te hace pensar de otra manera. Es cierto que nadie quiere una sociedad de este tipo, pues todos buscamos la igualdad, pero estos argumentos extremos, te permiten reflexionar acerca de muchas cosas.

Y aquí empieza la aventura. Habrá distintos reinos que compitan por el virgo del príncipe, y cada uno de ellos está exquisitamente representado. Su vestuario, sus armas, su poder mágico. Me han parecido contrincantes muy coloridos y visuales, dignos del género fantástico. Nuestras protagonistas, una cazarrecompensas algo bruta y una elfa de alta cuna, crean también un binomio épico muy especial. Pero para épica la aventura que se les presenta en tan poco tiempo a ambas. Lucha, amor, sexo y despiste en un libro que se lee en una tarde. Excelente la parte argumental.




Las escenas sexuales se repiten sin descanso, pero con una erótica del placer que caliente hasta a los icebergs del Polo Norte. La lectura es muy calentita, y como podéis imaginar, hay momentos lésbicos, pero no son los únicos. Todo el relato está plagado de erotismo y el lector tiene la sensación de que no se rebaja la tensión en ningún momento. Todos los personajes están on fire, pero sin ser forzar.

A medida que avanzamos, nos daremos cuenta de que la autora juega al despiste con nosotros  para llegar al gran giro final. Un giro final cuya transición quizás es un poco débil (por culpa de la extensión del libro, seguramente), pero que no por ello deja de ser inesperado. Aquí está mi gran pega. Hay un claro juego de identidades que para mí es como si se desinflara la premisa hembrista y la autora diese marcha atrás llegado el final. Me ha gustado un montón el final por lo sorprendente que es, pero a la vez, me ha dado pena que todo se normalice de esa forma. Sé que no entendéis a qué me refiero porque quizás no habéis leído el libro. Sólo deciros que el cómo se suceden los acontecimientos podría abrir debate perfectamente.

En conclusión, me ha encantado la historia épica, me han gustado mucho las escenas sexuales (a pesar de que se presenten en grandes cantidades) y creo que el enfoque, así como el giro final, es diferente y atrevido. Además, Liz escribe muy bien y de forma ágil. Yo hubiese llegado hasta el final con ciertos asuntos, y hubiese preferido que el libro tuviese una extensión algo mayor, pero no es nada que enturbie mi buena opinión sobre él.



¿Volvería a leer algo de Liz Wyler? Sería fantástico que Liz siguiese indagando en esta mezcla de géneros. El resto de sus novelas tienen un corte más romántico y por el momento, no estoy muy metida en el género. Aún así, os dejo aquí las portadas por si alguna os llama la atención:


¿Qué te ha parecido este libro? ¿Conoces otros con enfoque hembrista? ¿Qué es lo que más te llama la atención de él?


domingo, 11 de febrero de 2018

Misterio y terror en una lectura conjunta.

Julia no puede resistir adquirir el lúgubre instrumento que ha encontrado en la galería de un coleccionista, a pesar de la vieja y oscura leyenda que se cierne sobre él. Es, en sí mismo, grotesco, pero de un gran valor histórico. Los acontecimientos extraños, desde ese momento, comenzarán a acontecer... Y nosotros, lectores atraídos por el misterio y el terror, también los vamos a sufrir.

Imagen realizada por La Reina Lectora
A partir de mañana comienza la lectura conjunta de El rostro en el laúd, de la escritora M. A. Álvarez. En ella, compartiremos opiniones junto a otros lectores y disfrutaremos también de la compañía de la autora en una charla conjunta final. Además, todos los participantes entrarán en el sorteo de seis libros en papel (uno para cada ganador) de otras de las obras de M. A. 



Annie, del blog Iceberg de Papel, dice que ha encontrado la historia que hace tiempo lleva buscando. Ana, del blog Tejiendo ideas, cosiendo palabras, señala las buenas críticas de esta novela, entre otros. Me gustaría subrayar esto último, porque si algo caracteriza a El rostro en el laúd es la buena acogida que tiene por parte de los lectores. A pesar de su longitud, es una lectura que deja tocados a quien la lee (para bien).


Toda la obra gira entorno al laúd de grotesco rostro. Y esto supongo que es el elemento principal que llama la atención a los lectores. Así lo corrobora Rocío, del blog El lugar de Clío. ¿Os pasa también a vosotros? ¿Os gustaría descubrir qué misterio hay entorno a él?


Este libro está narrado a tres voces, y una de ellas es la del propio trovador, el propietario original del laúd. Por tanto, como señala Monste Serrano, pasaremos por diferentes épocas. Si queréis leer una reseña sobre el libro, Claudia, en su blog The forgotten books, ya la ha realizado: aquí.


Todavía estás a tiempo de unirte a la lectura conjunta. De hecho, te esperamos esperando en ella. Queremos descubrir entre todos el secreto que M. A. ha guardado tan bien entre las páginas. Si deseas apuntarte, puedes enviarme un e-mail a mi dirección de correo electrónico: evafrairo@gmail.com. Además, de regalo, te enviaré un relato exclusivo e interactivo que realizó la autora en Navidades para esta obra, y una lista de reproducción musical que te acompañe en la lectura.


Únete a Montse, de Amor y Palabras para conocer el misterio del laúd y descubre cómo se desenvuelve la autora en una novela, igual que desea hacer Adella Brac (escritora de novelas de fantasía).

¿Te unes?
Sí 😊
No 😭

Sea como fuere, ¿compartes la información? 👌


domingo, 4 de febrero de 2018

La viajera del tiempo, de Lorena Franco.

Esto se merece una confesión. Nunca me han gustado los viajes en el tiempo. Y no es que yo haya experimentado muchos (de momento), pero si lo hiciese, creo que tendría serias dificultades para ubicarme temporalmente. El jaleo de fechas me pone la cabeza loca. Mi relación con los números es bastante pobre. Así pues, ¡auto-sorpresa! He leído un libro que trata precisamente sobre ellos, cuando mi tendencia natural es rehusar de esta temática. Y he descubierto que la autora también tiene sus propias dificultades con las cifras porque le han bailado algunos números a la hora de encajar sus fechas dentro de la historia. Esto es un fallo grande, sobre todo para un libro finalista del III Concurso Indie, pero al jurado les debe haber ocurrido como a mí: las letras han eclipsado a los números (jaque mate). 



¿Por qué decidí leer La viajera del tiempo? Lorena Franco es cada vez más conocida. Hace poco ha publicado una novela de éxito, Ella lo sabe, con el impresonante sello editorial B de Books. Sin embargo, creo que a un buen escritor se le conoce más profundamente por sus obras pasadas que presentes, porque son al fin y al cabo, su evolución. Atrás están sus proyectos más personales, y teniendo en cuenta que La viajera del tiempo fue autopublicada en un principio, podemos encontrar en ella a una Lorena más pura, sin influencias editoriales. Al fin y al cabo, cuando leemos las obras anteriores de un autor estamos también viajando en el tiempo, ¿verdad?

¿Cómo es la lectura de La viajera del tiempo? Los viajes en el tiempo parecen una temática reservada sobre todo para el género de ciencia ficción estándar (y más ahora que Interestelar nos ha pegado fuerte), pero pueden encajar muy bien en otro tipo de historias más sencillas. En este libro, Lorena Franco no se complica la vida y presenta una historia de drama familiar, viajes en el tiempo y literatura sin arriesgar demasiado (no pretende hacer un tratado metafísico ni tampoco marearnos con demasiados hilos argumentales o personajes cruzados). Cada uno de estos elementos aporta un ingrediente esencial al atractivo de la novela: el drama familiar añade melancolía y sentimentalismo; los viajes en el tiempo ponen la nota fantástica y la presencia literaria otorga el aire clasicista.
He leído varias críticas negativas sobre La viajera en el tiempo que hacen referencia a tres aspectos fundamentales: 1) el estilo narrativo, demasiado simplón, 2) la repetición de pasajes al ser narrados desde dos perspectivas distintas y 3) la obsesiva relación entre los hermanos.

Es cierto que cuando comencé a leer la obra, el estilo narrativo de Lorena no me gustó. Me parecía poco trabajo, pero después te vas dando cuenta de ciertos matices como por ejemplo, que cada personaje tiene su propia forma de narrar. Lía es impulsiva, espontánea y distendida, mientras que su hermano Will es pausado, reflexivo y melancólico. Lía no se comunica de la misma manera que Will, ni tampoco comparte con él ciertos aspectos como el sentido del humor. Por tanto, no hay sencillez en la escritura, sino versatilidad. Según en boca de quién esté el diálogo o la perspectiva, tendremos una narración más trabajada y profunda, o un texto más adolescente y alegre. Igualmente cambia el lenguaje según la época.

Por otro lado, también soy de las que se quejan de lo aburrido que es leer libros donde te dan dos visiones de una misma situación. En La viajera del tiempo, los dos hermanos nos quieren relatar su experiencia de un mismo acontecimiento, pero por alguna extraña razón (quizás la misma que me ha llevado a leer un libro sobre viajes en el tiempo), me ha gustado mucho. No tenía la sensación de estar leyendo lo mismo porque Lía y Will son, como ya he dicho, totalmente diferentes. Cuando Lía contaba una escena, te reías sin parar de sus ocurrencias, pero cuando era Will quien lo relataba, te quedabas reflexionando sobre sus palabras



El vínculo entre los hermanos me ha parecido uno de los elementos más atractivos del libro. Puede parecer surrealista lo que llegan a hacer el uno por el otro, pero para mí ha sido muy tierno y a la vez, también muy turbio. Me recordaba en algunas ocasiones a Flores en el Ático, salvando las distancias, pero es que cuando se plantea que dos hermanos se puedan ya no querer, sino amar (sin componente sexual de por medio ni deseo carnal), elevamos el nivel de dramatismo de toda obra. 

En el libro hay misterios suaves, por lo que es mejor dejarse llevar para poder disfrutarlos. Si alguien empieza a darle vueltas al asunto antes de tiempo, posiblemente llegue a la solución también antes de tiempo, pero la magia está en que a pesar de la simpleza, los plot twists pueden pillarnos desprevenidos. Así que, no seáis impacientes, dejaros sorprender. Los misterios tienen que ver con quién es la viajera del tiempo, quién es el misterioso escritor cuya obra fue creada entre 1808 y 1813, por qué ha desaparecido Will y en general, qué lugar ocupada cada personaje en la historia. La literatura tiene un peso importante y esto me ha encantado. Un libro del siglo XIX es el núcleo central y la literatura de terror del siglo XXI es el murmullo que acompaña a la obra, ya que la madre de Lía y Will, es escritora de novelas de terror y está siempre encerrada en un cuarto oscuro creándolas. 

Como veis, es una obra de diferentes texturas. Es oscura, vintage, psicodélica y modernista. Es drama, humor, amor y rencor. Es el entierro de una madre que ha rehusado del cuidado de sus hijos en el presente y el viaje sobre el lomo de un caballo al término del atardecer en el pasado. Es la risa de Lía y la depresión de Will. Es una historia de la que te acabas encariñando.

La única gran pega es que en una obra tan sencilla y corta, no debería haber fallos garrafales como lapsus temporales (no encajan las fechas si tenemos en cuenta la frecuencia con la cual se abre el portal temporal que trasporta a los viajeros a otras épocas) y aspectos mal documentados sobre la vida en EEUU del siglo XIX. A mí no me han impedido disfrutar de la lectura, pero creo que hay que cuidar la calidad en todos los sentidos y es necesario comentarlo.


¿Volvería a leer algo de Lorena Franco? Por el momento me quedo con el buen sabor de boca de La viajera del tiempo y espero con deseo el lanzamiento de Perdida en el tiempo, el 12 de marzo, que será el segundo título de su ciclo La trilogía del tiempo
El último libro que ha publicado Lorena me recuerda mucho a los domestic noir que he estado leyendo hasta la fecha, y no es de mi interés. Pero tiene una amplia variedad de títulos en otros registros que tendré en cuenta. 

Algunas de las novelas de Lorena Franco en Amazon España


¿Quién ha leído La viajera del tiempo? ¿Quién desea leerlo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...