jueves, 18 de junio de 2015

Reseña: La Mano Izquierda de Dios.

Queridos seguidores, retomamos las reseñas que tengo pendiente para junio  con el primer libro de la trilogía: La Mano Izquierda de Dios.


Esta obra me parece muy interesante desde el punto de vista de algunos aspectos que vamos a comentar a continución. Debo adelantaros que no vamos a encontrar en él los típicos tópicos de la literatura juvenil que cabría esperar. 

Sobre su argumento, puedo contaros que la acción se inicia en el Santuario de los Redentores, un lugar lúgubre donde van a parar niños huérfanos, a los cuales se les instruye en el arte de la guerra y se les da un trato cruel e injusto. Nuestros protagonista, Thomas Cale, es un niño de unos catorce o quince años, tan acostumbrado a la crueldad que es totalmente inmune a ella. En un momento determinado, se encuentra en una situación con la cual no debería haberse cruzado nunca y su única solución será huir lejos del Santuario. Pero, ¿créeis que lejos del Santuario las cosas irán mejor?

¿Por qué elegí este libro como lectura? Me llama mucho la atención las lecturas que se desarrollan en monasterios y cuyo argumento parece tener muy arraigada la lucha por las religiones (de lo cual nunca suele salir nada bueno). Además, el personaje es un adolescente atormentado, solitario y muy letal, y ya se sabe lo mucho que atraen estos individuos en la literatura. Su portada me recuerda mucho a la figura del assassin que ahora se ha puesto más de moda a raíz de los videojuegos. Yo descubrí la figura del assassin leyéndome el libro de "Ángeles y Demonios" y me parecieron personajes bastantes atractivos literalmente hablando. Son, para quienes no estéis relacionados con estos personajes, una especie de asesinos muy letales. 

¿Cómo es la lectura de La Mano Izquierda de Dios? Es un lectura muy madura, y es importante recalcar esto. He leído muchas críticas sobre este libro, porque creo que al leer la sinopsis nos esperamos el típico personaje adolescente que está atormentado pero que a medida que transcurren las páginas, su carácter se endulza, se enamora y el malo se vuelve bueno. Las críticas que he leído se deben sobre todo a la historia de amor, pues como es lógico, hay una historia de amor, pero el autor no se recrea en ella. ¿Por qué? Porque en mi opinión, el autor no da importancia a estas situaciones que van ocurriendo de manera colateral, sino que le importa relatar la historia de su personaje principal: Thomas Cale. Está escrito desde una narración masculina, y con la crudeza que en muchas ocasiones se merece esta narración. Sin embargo, podemos ver en muchos otros momentos los miedos e inseguridades de un adolescente de 15 años. 

No podía apartar ese concepto de mi mente: la madurez en la narración. Me parece espectacular la forma en que nos ha presentado un personaje "tópico" y se ha alejado de todo lo "típico". Además, todo el libro es una crítica social en sí, pero no literal. No os preocupéis porque no vais a leer ensayos intercalados sobre lo malo que es el mundo, sino que en el mismo transcurir de las páginas, se nos presentan de manera atrevida y audaz realidades que duelen, y nos introduce personajes que impactan. Quizás lo que más merece la pena de este libro son sus personajes, pues al autor no le tiembla el pulso para introducir un personaje femenino gordito unido a una belleza espectacular, un sordomudo que se va superando a sí mismo y al mismo protagonista como alguien con una belleza cruda dados los años que ha pasado en el Santuario. No es un pivón protagonista, sino un chico al cual los años le han ido haciendo mella. 

Excelente recreación de los escenarios y excelente trama de la historia. Nos guarda para el final el mejor suceso, y nos permite conocer y atar muchos cabos. Además, volvemos a dar la vuelta al ruedo cuando llegamos a las últimas páginas y tenemos la sensación de que otra vez va a comenzar todo de nuevo.

Mi enhorabuena por unos personajes que encarnan la necesidad de empezar a introducir en la literatura otro tipo de realidades. Mi enhorabuena por mantener una lectura madura, un personaje realista y un ambiente de intriga constante. Mi nota es: 

4/5

¿Volverías a leer otro libro de este autor? Por lo pronto, quiero hacerme con la segunda parte de esta trilogía. Si alguno de vosotros lo tiene en intercambio, estaría encantada de escuchar ofertas. Tengo ganas de conocer qué ocurre con nuestro protagonista y cómo se sigue desarrollando la trama. Hay mucho que saborear. Aquí os dejo las imágenes de las portadas de los tres libros:


¿Qué os parece esta trilogía? ¿Qué podéis contarme de ella? 
Me encanta leer vuestros comentarios,
¡os espero!

 La Reina Lectora

lunes, 8 de junio de 2015

Reseña: Las Meninas

Me agrada contaros que hoy tenemos una reseña a manos del diseñador gráfico de la casa: Javier Arroyo Calatrava. Su opinión siempre nos aporta cosas nuevas y permite introducir en La Reina Lectora un género muy interesante: comic. Además este comic es especial, pues trata sobre la gran obra de Velázquez: Las Meninas. Lo dejo todo en sus manos...


Hola hola amiguit@s! De nuevo tengo el placer de estar con tod@s vosotr@s y lo hago para hablaros de la que es, en mi opinión, la novela gráfica del año en España. Sobre todo porque siempre he echado en falta obras que narren grandes acontecimientos de la historia patria, o que se basen en ella para crear un universo épico o fantástico, sin caer en el patrioterismo fácil. Las Meninas no pretende nada de eso, pero consigue algo mucho más complejo, y ese es su mérito: desmontar la figura de un artista universal como Velázquez, para reconstruir con sus piezas la épica intemporal del héroe.


Las Meninas es, sobre todo, la búsqueda mística y sagrada de la perfección por parte del pintor, de la obra maestra, el mantra que conecta a través del tiempo a todos los artistas realmente grandes que vivieron convencidos de que lo suyo era un arte y no un oficio. Más allá del contexto que la rodea, el corazón de esta obra es la búsqueda de la inmortalidad, el grial de un artista maravilloso como fue Velázquez. Me parece especialmente reveladora la escena “En el Obrador” en la que Velázquez insiste a su yerno, el también pintor Juan Bautista Martínez del Mazo, sobre el sentido de una pintura mitológica que está pintando. El joven subraya el aspecto moralizante y el peligro de enfrentarse a los dioses, y don Diego le responde:

“¿Crees que alguien podría pensar que nos enseñan que hay que desafiarlos? ¿Qué los dioses son injustos y caprichosos y que el arte hace a los hombres más que dioses?"
El sentido de la obra está a mi modo de ver, perfectamente expresado aquí.
  
¿Por qué elegí este libro como lectura? Llevo mucho tiempo detrás de este libro, por la temática desde luego, que ya he comentado que es una novedad en el mercado, pero también por su portada. Ya sé que no se debe juzgar un libro por ella, pero de verdad que el trabajo de ilustración es tan bueno y tan original, que no sólo aporta la obra una personalidad propia, sino que estoy convencido de que la efigie de Velázquez que adorna la cubierta, está llamada a convertirse en todo un símbolo.

¿Cómo es la lectura de Las Meninas? La obra está estructurada de una manera muy ambiciosa, con la sana intención de no dar tregua al lector, con un estilo de planos muy cinematográfico. La minuciosidad y el detalle con que los autores recrean la vida privada del pintor o su misma personalidad, consiguen darnos una visión totalmente renovada y creíble sobre una de las vidas y personalidades más desconocidas de la Historia.


¿Volverías a leer otro título de este autor? Desde luego que sí, de hecho estoy deseando conocer más profundamente el trabajo de Santiago García y Javier Olivares.  

Reseña realizada por Javier Arroyo Calatrava.

¿Qué os ha parecido? 
¡Este comic es irresistible!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...